Petición del Cónyuge

Una pareja en edad media sonriente los dos sentados, él detras de ella abrazandola cariñosamenteProceso para Visas de Petición de Cónyuge

Si usted está casado con un ciudadano estadounidense o con un residente permanente legal, ahora es el mejor momento para iniciar el proceso para inmigrar a los Estados Unidos. Una de las formas más rápidas y sencillas para inmigrar hacia este país es a través de una petición hecha por un esposo o esposa de nacionalidad estadounidense. Estados Unidos quiere que sus ciudadanos y sus residentes sientan la libertad de casarse con quien ellos elijan sin importar si son ciudadanos o no de los Estados Unidos. Una vez casados, los ciudadanos estadounidenses pueden someter una petición que permitirá al cónyuge inmigrar a este país, favoreciendo así la reunificación familiar. Si la persona ya se encuentra físicamente aquí, se les permitirá ajustar su estatus migratorio al de un residente permanente.

Sin embargo, debido a la popularidad de este programa, ha habido miles de personas que han abusado de este proceso, uniéndose en matrimonio con el único propósito de obtener la llamada “tarjeta verde”. Por esa razón, las autoridades migratorias del país o USCIS, requieren de sus solicitantes comprobar no solo el enlace matrimonial pero que además se de trata una unión hecha de “buena fe” (bona fide marriage). En otras palabras, el gobierno no creerá que se trata de un matrimonio verídico sólo porque existe un certificado de matrimonio y les solicitará pruebas abrumadoras de que se trata de un matrimonio real. Esta situación ha derivado en la negativa de muchos matrimonios legítimos. A raíz de tanto escrutinio impuesto por parte de las autoridades, muchos inmigrantes acuden a la ayuda de un abogado que pueda ayudarles en el proceso.

La “petición familiar” es solo el primer paso para muchas familias en su travesía para inmigrar a los Estados Unidos a vivir con el cónyuge. Una vez que esta petición es sometida, hay varios pasos más que serán necesarios tomar. Hay casos en que la petición puede ser sometida junto con el resto de las solicitudes a llenar sin necesidad de abandonar el país, pero en muchos otros casos es requerido que el cónyuge regrese a su país de origen a concluir el proceso. Es muy importante que se analice si someter la solicitud es en realidad una buena idea o no.

una pareja joven de color parados uno junto al otro, él abrazandola a ella los dos estan sonrientesEl Despacho Jurídico de Nathan Christensen enfoca la mayor parte de su práctica en la inmigración familiar, lo que significa que somos  muy buenos en la materia. Nuestro experimentado abogado en la ciudad de Dallas, TX le guiará durante todo el proceso ayudándole en cada paso que sea necesario tomar. Nuestra meta es hacer de esto proceso algo sencillo para usted.

Llámenos ahora para programar su primera consulta al 972-885-6625.